© horusmedia.de Ulrich Arndt
Alternative
Heilmittel
Alchemie &
Paracelsus-
Medizin
Diagnose &
Medizin-
Forschung
Ganzheitliche
Therapien
Selbsthilfe
& Ernährung
Spiritualität
& Wissenschaft
Urwissen
wiederentdeckt
Ganzheitlich
Denken &
Handeln
Freizeit, Kunst
& Reisen

LA ALQUIMIA Y LA MEDICINA PARACÉLSICA

El ámbarLas “Lágrimas de los Dioses” El ámbarLas “Lágrimas de los Dioses”

Serie Alquimia Parte IX
Aparecido en la Revista „Paracelso“  Número Marzo 2006 (Pagina 10-13)

Deutsch Deutsch English English

 

El ámbar Las “Lágrimas de los Dioses”

Puesto que han pasado muchos años, el ámbar esta teniendo un resurgimiento como joya y como fumigante, y durante un período corto de tiempo, está también disponible en una forma alquímica líquida: adecuada para las recetas de Paracelso, una herencia de una esencia del ámbar disuelto, el cual se considera un remedio universal desde la Edad Media.

Ulrich Arndt

El ámbar Las “Lágrimas de los Dioses”“Esta es una medicina noble para la cabeza, el estómago, intestinos y otras afecciones nerviosas, lo mismo que contra las piedras”. De esta manera, Paracelso adoraba la esencia de ámbar y además escribió: “Ese es el Magisterium Carabe (él describía al ámbar de esta manera), que ha mostrado de muchas maneras sus maravillosas virtudes”.
Todavía en el siglo XIX, al ámbar se le consideró como un tipo de remedio para todos los propósitos. Hoy en día, su poder de curación está casi olvidado y, lo que se preservó al público en general, fue únicamente el conocimiento sobre la aplicación del ámbar utilizado en collares para niños para combatir la afección en los dientes. De este modo, el ámbar fue altamente valorado desde hace siglos como una piedra curativa, fumigante y medicinal.
Ya en la Edad de Bronce, sobre 1300 DC, se descubrió el ámbar, empezando desde las costas del Báltico, a todos los lugares de Europa, y fue muy codiciado como “El Oro del Norte”. El ver un ámbar claro en particular, incluso liso, todavía hoy en día, fascina al observador. Y su resplandeciente, extrañadamente fundido y coagulado brillo, además, calienta el corazón y la mente y calma las emociones. En los tiempos antiguos, los Teutones lo llamaron “Glaesum”. Se deriva de la antigua palabra germánica “Glaes” y “glisis” y quiere decir brillar, de la cual se deriva la actual palabra vidrio. Los romanos la llamaron succinum, de acuerdo a su origen, la savia de los árboles, llamada “succus”. Los griegos lo llamaron ámbar “electrón” y se refería a sus extraños poderes, así como son bien conocidas hoy en día las cualidades electro-magnéticas. Desde el siglo XIII, se le llama “Agtstein”, “aiten” en el Antiguo Alemán Superior, que quiere decir algo así como “quemar” o “Börnstein”, derivado de “börnen” (que significa “quemar”) -por lo tanto, se la llamó “piedra que quema” de la cual, hoy en día, la palabra se ha transformado en “Bernstein” (el significado de amber en Alemán).
Como casi cualquier otra “gema”, el ámbar está asociado e incluso considerado como “Las Lágrimas de los Dioses” -de tal manera que, por lo menos, el mito de Phaeton describe su origen.

Nacido del Fuego y el Agua

Ovidio describió el mito de Faetón en su “metamorfosis” y fue preservado también en muchas variaciones por otros poetas. Faetón (ing. El “radiante”, el “brillante”) es el hijo de rey Sol, Helios y Climena, una de las hijas de Okeanos -es decir, un niño de una arquetípica unión del principio del fuego y el agua. Faetón creció con su madre y, puesto que fue atormentado a causa de su dudosa procedencia real por los chicos de su edad, un día quiso demostrar a todo el mundo que el Dios Sol era realmente su padre. Persuadió a Helios de que él mismo podía conducir el “Carro Solar” durante todo un día por el cielo. Como a Faetón no le fue posible domesticar a los caballos del Carro Solar y el sol estaba quemando una mitad de la tierra, Júpiter con un destello lo arrojó del carro. Faetón cayó al río del cielo llamado Eridanus y se ahogó. En sus orillas sus hermanas se lamentaron por él. Debido al dolor, se helaron y se convirtieron en árboles. Pero sus lágrimas se volvieron ámbar. Por lo tanto, de ahí el epíteto “Las lágrimas de los Dioses” respectivamente las “Lágrimas de las Hijas del Sol”.
El mito de Faetón recuerda la armoniosa integración de las fuerzas elementales masculina y femenina en uno mismo. De otra manera, el principio solar (quemado por el carro solar y por el destello de Júpiter) y del principio del agua (ahogado en Eridanus y inundado de lágrimas) mutuamente cubiertos de espuma. Este principio equiparado entre los procesos ardientes y acuosos se encuentra de nuevo en la aplicación tradicional de curación.
Aquí, es utilizado para parar el flujo sanguíneo, así como el pus, así como también se le utiliza con fiebre; ambos son aplicados con “exceso de espuma”, para el crecimiento de úlceras y también con endurecimientos y formaciones de piedras. Además, al ámbar se le atribuye una gran capacidad para crear pomadas y aceites.
Hoy en día, su uso es muy familiar como fumigante, como joyas y como piedra de curación.

Remedios tradicionales

La aplicación más sencilla del ámbar es llevarla como joya en contacto directo con la piel. Como piedra de curación se la aplica para afecciones del estómago, bazo, hígado, vesícula biliar y riñones y para problemas de piedras y nerviosismo. De esta manera, por ejemplo, el duque de Albrecht le dio ámbar a Martin Luther como medicina para su enfermedad de piedras. Mientras la llevaba, soportó mejor una “naturaleza resplandeciente”, una flexibilidad y creatividad fortaleciente y le ayudó a mantener valores tradicionales de una manera positiva.
Cuando la resina petrificada es utilizada como fumigante, su humo tendrá efectos purificantes y ayudará mentalmente a digerir e integrar “viejos temas”. Se inhala con determinación cuando hay afecciones de estómago, ansiedad cardiaca, falta de aire y punzadas en el costado. Además, el incienso de ámbar debería expulsar la parálisis, la gota y el reumatismo.
Ya Plinius, el Viejo (murió en el 79 AC), también recomendaba el consumo del remedio de ámbar para enfermedades oculares llevando una cadena de ámbar para combatir enfermedades de la garganta, fiebre y desórdenes mentales. Dioskurides y Galen (s.I AC) utilizó el ámbar para combatir afecciones del estómago, diarrea y flatulencia y su contemporáneo Rufus de Efesos alabó al ámbar como medicina universal. Hildegard von Binger (1098–1178) recomendaba también el consumo del ámbar para dolores de estómago e intestino, micción agravada, contra la muerte negra, y mezclada con vino como una forma de remedio universal. Y ya en la Edad Media, se utilizó también el ámbar como polvo para heridas, en vendajes para heridas y en pomadas curativas.
Georgius Agricola (1494–1555), un famoso doctor y alquimista, un farmacéutico de pueblo en Joachimsthal y Chemnitz, descubrió ya en sus experimentos con el ámbar la extracción de ácido de ámbar a través de la destilación, lo cual siglos después sería de gran importancia para la producción de colores. Como doctor Agrícola apreciaba altamente los remedios del ámbar, para ello “posee la habilidad de propagar y, por lo tanto, tomarse como bebida, para la hemorragia allá donde aparezca. Inhibe el vómito, la diarrea, piorrea que ataca las úlceras y, finalmente, catarros de cabeza y, de esta manera, es efectiva contra el dolor de garganta. Vitaliza también el torso y otras partes del cuerpo”. “Además, el ámbar es bueno para el corazón y con “palpitaciones de corazón”. “Más aún, el fumigante de ámbar blanco expulsa la epilepsia” escribe el Agrícola.
Sebastián Münster, un hebraísta e humanista, famoso por su primera edición completa de la Biblia Hebrea en 1534, recomienda: “En medicina uno utiliza el “Austein” (= ámbar), … así, si uno lo bebe, para el desagrado del estómago, para todo fluido que da lugar a las úlceras …” Más aún, iba bien contra las afecciones de estómago y úlceras, así como para problemas de tiroides.
Los últimos médicos, especialmente en el S. XVII y XVIII, recomendaban remedios de ámbar para enfermedades reumáticas, enfermedades de corazón, de piel y otras convulsiones, neuropatías, enfermedades de los pulmones y, especialmente, contra la formación de úlceras en los pulmones y riñones, para los constipados de tos comunes, entumecimiento del cuello y degeneración de las articulaciones. “Mezclado con aceite de rosa y miel, el ámbar cura los daños en los oídos, utilizado internamente, fortalece el estómago y lo libera de viejas y malas humedades … fortalece enormemente el corazón, saca la ictericia, expulsa las piedras y alivia el dolor, para la sangre en la orina”, Johann Schröder declara en su libro “Trefflich versehender medizin-chymischer höchstkostbarer Artzneiy-Schatz” (proporcionando con precisión sustancias medico-químicas como tesoro altamente valioso de las medicinas), publicado en 1709. Y además, escribe: “El “Agstein” (ámbar) es verdaderamente un remedio contra casi todas las principales enfermedades … principalmente, sirve a la cabeza y nervios, ya que, apenas hay otro que lo iguale en todos los tres reinos … con catarros “Agstein” (ámbar) es un remedium specificum. Con el ámbar, se cura de la mejor manera la fiebre de catarro.”

El proceso alquímico

“La práctica del Carabe es como sigue”, explica Paracelso la primera simple preparación de una esencia de ámbar en el sexto libro del Archidoxis. “Toma el Carabe (= ámbar) bien pulverizado. Luego, añádele Circulatum (= un disolvente de alquimia; para los primeros experimentos condicionalmente sustituible por alcohol de alta graduación) en una botella y déjalo en cenizas durante seis días. Luego, destílalo tanto como se encuentre aceite en el fondo”. Este aceite puede, además, ser procesado para consumo, para que “circule (el aceite con) licor de vino, por la esencia y por sí misma se transforme mejor y el Menstruum disuelto sea más fuerte… la tintura ha de ser amarilla-dorada … La dosis para esta esencia es de 20 a 30 gotas.” Según Johann Schröder, mientras que una esencia se preparaba de esta manera, tenía un efecto curativo universal, el proceso con la ayuda del vinagre expulsaba específicamente el sudor y la orina y fortalecía el corazón. “Echa vinagre destilado sobre el “Agstein” (ámbar) blanco … déjalo hervir durante varios días en la arena… hasta que el vinagre destilado se vuelva rojo, filtrado y extraído y repetir esto tres veces, luego, precipítalo con el zumo de limones.”
Según Paracelso, hoy en día, la esencia del ámbar se produce nuevamente y de verdad en los laboratorios altamente especializados, donde más de las tres destilaciones mencionadas son llevadas a cabo con el fin de conseguir un alto grado de purificación. La razón: el gusto y el olor de la esencia de ámbar, como ha sido siempre descrito, es “extraña” e incluso “desagradable”. Según Paracelso, incluso el ámbar tiene todavía una pizca de gusto típico de resina.

Experiencias de los Terapeutas de hoy en día.

Bernstein - EssenzDesde comienzos de 2005, los terapeutas han reunido sus primeras experiencias con la esencia de ámbar a través de Paracelso, el cual está de nuevo disponible hoy en día. Según sus informes, tiene de hecho, un sorprendentemente intenso efecto purificador y equilibrador en todo el aparato digestivo y en las vías respiratorias.
La esencia de ámbar activa de forma similar a como lo hace la esencia de oro, todos los chacras al mismo tiempo y, por lo tanto, ello afectará energéticamente de múltiples maneras. Así pues el plexo solar, el sexual y el centro de base son especialmente estimulados al estar bajo el control de toda la “digestión” e “incorporación”.
A nivel energético, fortalece la armonía interna -(particularmente las desarmonías secundarias a problemas conectados con la sexualidad)- y rige los sexos y dificultades, tocando los principios polares elementales del hombre y la mujer, del fuego y el agua. De esta manera, la esencia de ámbar contribuye a través de energías inferiores, a hacer posible la integración de esta polaridad de una forma mejor y a aceptarse uno mismo. Por lo tanto, ayuda a la superación de las “viejas lágrimas” de heridas físicas y ayuda a mirar al futuro con confianza.
Mientras que la esencia alquímica del ámbar está disponible desde hace aproximadamente un año, el ámbar como joya tiene su auge desde hace 2 ó 3 años, después de haber sido casi insignificante durante cerca de 40 años. Parece como si la energía específica del ámbar, sus efectos de fuerza provenientes del “fuego y el agua” sean de nuevo de especial necesidad en los tiempos actuales. Y, gracias al redescubrimiento de la esencia del ámbar, según Paracelso, hoy en día, uno puede “iluminarse” un poquito desde adentro.

Referencias :
Ulrich Arndt, Schätze der Alchemie: Edelstein-Essenzen, und Metall-Essenzen, ambos editados por la editorial alemana Hans-Nietsch-Verlag“, Friburgo (Alemania)
Informe sobre las esencias de Paracelso (únicamente en Alemán): www.life-testinstitut.de und www.edelstein-essenzen.de

Bildquellen: ©Ulrich Arndt, Edith Ochs / www.pixelio.de

---------------- Anzeige ----------------
Bezug der Bücher „Edelstein-Essenzen“ und „Metall-Essenzen“ im Buchhandel
Bezug alchemistische Rubedo-Essenzen im Esoterikfachhandel.
Weitere Infos und Bezugsquellen bei:
allesgesunde
Otto-Raupp-Str. 5
79312 Emmendingen
Tel: 07641/9356-98
Fax: 07641/9356-99
E-mail: info@allesgesunde.de
Internetshop: www.allesgesunde.de

Für weitere Informationen beachten Sie auch die Partnerlinks

© horusmedia.de Ulrich Arndt

Bitte beachten Sie: Die Informationen dieses webs sind journalistische Aufbereitungen des jeweiligen Themas und ersetzen keine medizinische Beratung. Bei gesundheitlichen Problemen und Erkrankungen suchen Sie bitte zuerst einen Arzt oder Heilpraktiker auf.
Ausdrücklich sei zudem darauf hingewiesen, dass in Artikeln eventuell beschriebene Methoden, Therapien, Hilfsmittel und Nahrungsergänzungen lediglich Hinweise und Verfahren einer alternativen, esoterischen oder traditionellen Erfahrungs-Heilkunde darstellen und keine Heilmittel und anerkannte Therapieformen im Sinne der heutigen Schulmedizin sind.

upSeitenanfang up
| Home |Impressum | Links | Bücher & Seminare | Suche |
| Heilmittel | Alchemie | Diagnose | Therapien | Selbsthilfe & Ernährung | Spiritualität & Wissenschaft | Urwissen | Denken & Handeln | Freizeit |

© horusmedia.de Ulrich Arndt

Rechtliche Hinweise

Bitte beachten Sie:
Die Informationen dieses webs sind journalistische Aufbereitungen des jeweiligen Themas und ersetzen keine medizinische Beratung. Bei gesundheitlichen Problemen und Erkrankungen suchen Sie bitte zuerst einen Arzt oder Heilpraktiker auf.
Ausdrücklich sei zudem darauf hingewiesen, dass in Artikeln eventuell beschriebene Methoden, Therapien, Hilfsmittel und Nahrungsergänzungen lediglich Hinweise und Verfahren einer alternativen, esoterischen oder traditionellen Erfahrungs-Heilkunde darstellen und keine Heilmittel und anerkannte Therapieformen im Sinne der heutigen Schulmedizin sind.

copyright - Urheberrecht
Rechtliche Hinweise
Die Urheberrechte sämtlicher Texte liegen, sofern nicht ausdrücklich anders gekennzeichnet, bei Ulrich Arndt (im Folgenden der Autor genannt).
Inhalte dürfen nur zu Informationszwecken und nicht zum Verkauf oder zur Verbreitung zu gewerblichen oder politischen Zwecken verwendet werden. Kein Artikel, kein Auszug aus einem der Texte, keine Grafik oder Bild dürfen ohne schriftliche Zustimmung des Autors in irgendeiner Weise vervielfältigt, verbreitet oder öffentlich wiedergegeben werden. Ohne schriftliche Einwilligung des Autors dürfen die Datenbank oder Teile von ihr auch nicht in von Datenverarbeitungsanlagen verwendbare Sprachen übertragen oder übersetzt werden und dauerhaft gespeichert. Ausgenommen hiervon sind nur Vervielfältigungen, die technisch zum Zwecke des Einblicks in die Datenbank unumgänglich sind und nur vorübergehend vorgenommen werden.
Die Urheberrechte an Bildern und Grafiken liegen manchmal beim Autor, manchmal bei den Zeitschriften, in denen die Artikel erschienen sind, oder bei Dritten. Jegliche Nutzung bedarf der schriftlichen Zustimmung des jeweiligen Rechteinhabers.
Der Autor behält es sich ausdrücklich vor, Teile der Seiten oder das gesamte Angebot ohne gesonderte Ankündigung zu verändern, zu ergänzen, zu löschen oder die Veröffentlichung zeitweise oder endgültig einzustellen.

Markenrecht
Alle in Artikeln eventuell erwähnten Marken- und Warenzeichen unterliegen uneingeschränkt den Bestimmungen des jeweils gültigen Kennzeichenrechts und den Besitzrechten der jeweiligen Eigentümer. Verwendungen bedürfen der schriftlichen Zustimmung des Marken- und Rechteinhabers.

Links
Einige Seiten dieser Website enthalten Links zu externen Websites. Diese Links ermöglichen Ihnen den Zugang zu weiteren Informationen bestimmter Themen. Trotz sorgfältiger inhaltlicher Kontrolle zum Zeitpunkt der Verlinkung übernimmt der Autor keine Verantwortung und Haftung für die Inhalte externer Links. Für den Inhalt der verlinkten Seiten sind ausschließlich deren Betreiber verantwortlich.

Haftungsausschluss
Der Autor hat die Informationen der Artikel nach seinem Stand des Wissens zum Zeitpunkt der Entstehung des Artikels und mit journalistischen Sorgfalt erstellt. Sollten sich dennoch unvollständige, fehlerhafte oder illegale Informationen eingeschlichen haben, so bittet der Autor um Entschuldigung, übernimmt aber keinerlei Haftung. Mit den Artikeln dieser Website sind keine Angaben und keine Gewähr zur Eignung der darin enthaltenen Informationen für einen bestimmten Zweck verbunden. So übernimmt der Autor keine Gewährleistung und Haftung im Zusammenhang mit jeglicher Nutzung der Informationen auf dieser Homepage, und in keinem Fall kann er haftbar gemacht werden für besondere oder indirekte Schäden, Folgeschäden, entgangenem Gewinn oder sonstige Handlungen, die aus Nutzung der Informationen resultieren.
Sofern Teile oder einzelne Formulierungen dieses Textes der geltenden Rechtslage nicht mehr oder nicht mehr vollständig entsprechen sollten, bleiben die übrigen Teile des Dokuments in ihrem Inhalt und ihrer Gültigkeit davon unberührt.